© 2019 UniversoMLM

Propuestas efectiva para evitar objeciones de nuestros prospectos

Es necesario aprender a lidiar con las objeciones de un prospecto, tan habituales en el mundo del multinivel.

0
1
propuestas-efectiva-para-evitar-objeciones-de-nuestros-prospectos-1607629005
Estrategias infalibles para evitar las objeciones de nuestros prospectos.

Las objeciones son las mayores dificultades a las que se enfrenta un emprendedor multinivel, pero con unas propuestas claras podremos salir airosos y convencer a nuestro prospecto. Hay muchas propuestas que se aplican en estos casos, pero la más efectiva en los prospectos es: “propuesta del embudo.”

El prospecto se llama: “Don Fatalista”, este prospecto escucha la presentación y espera que culmine para atacar la presentación, si usamos esta propuesta de manera correcta ni siquiera Don Fatalista podrá detenerla.

¿En qué consiste la "propuesta embudo"?

Esta propuesta del embudo consiste en romper cada pregunta en el transcurso de su presentación, de manera que al finalizar no quede ninguna.

Al romper cada pregunta nos referimos a encaminar cada pregunta para nuestro beneficio en la presentación.

Al realizar una presentación, el prospecto espera respuestas concretas sobre cuatro puntos importantes: la empresa, beneficios económicos, tiempo e inversión. En estos cuatro puntos, Don Fatalista hará sus preguntas y es indispensable que cuando se finalice la presentación ya tenga claras estas interrogantes.

Se debe primero conectar con el prospecto, aquí se debe conocer sus intereses, sus sueños, los motivos por los cuales desea emprender en un negocio.

Empresa

Se deberá dar los detalles de la empresa multinivel, desligando a esta empresa de los sistemas piramidales.

Culminando la presentación, preguntar a don Fatalista: ¿Le quedó claro que nuestra empresa es de total confianza y no es un sistema piramidal? Él debe responder afirmativamente.

Beneficios económicos

En este punto de objeción el prospecto requiere saber la parte económica, ya que para cualquier negocio es importante saber cuánto se va a ganar en este negocio multinivel.

Hacemos la pregunta a Don Fatalista: ¿Cuánto desearía ganar en este negocio? Si el importe es alcanzable, se debe explicar cómo se logrará ganar ese dinero con nuestro sistema multinivel.

Tiempo

El tiempo es un punto muy valioso de un empresario, esta información debe ser transparente, evitando vender la idea de que se genero dinero con muy poco tiempo de inversión.

La pregunta sería: Don Fatalista, ¿Cuántas horas a la semana desea invertir en este negocio?, en base a la respuesta se debe mostrar que con este tiempo se obtendrá el dinero a ganar.

Inversión

Se preguntaría: Don Fatalista, ¿Cuánto podría invertir en este negocio? Identificamos si el importe cumple con alguno de nuestros kits o planes de membresía, si fuese así debemos preguntarle: Don Fatalista, si yo le propongo que con X dólares usted puede invertir en una empresa de confianza, que con solo X horas semanales, ganará el 100% de la inversión que hizo. ¿Usted invertiría sin dudar en esta oportunidad real de negocio?

Después de dadas estas afirmaciones, sería casi imposible que nuestro prospecto nos rechace, cerrando nuestra propuesta embudo exitosamente.

Es necesario aprender a lidiar con las objeciones de un prospecto, que son muy habituales en el mundo del multinivel, mediante esta propuesta enfrentaremos estas objeciones y convenceremos a muchos más prospectos de ser la mejor opción de emprendimiento y libertad financiera.

¿Qué te ha parecido el artículo?

Me gustalike
Me encantalove
Me diviertehaha
Me asombrawow
1
Me entristecesad
Me enojaangry

0 Comentario

Síguenos en las Redes Sociales

También podría interesarte

Formación: ¿Por qué no crece mi negocio multinivel? La pregunta que desvela a los networkers

¿Por qué no crece mi negocio multinivel? La pregunta que desvela a los networkers

Uno de los mayores desafíos de los emprendedores en el MLM es atraer nuevos prospectos y clientes.
Formación: 7 estrategias ganadoras para los emprendedores novatos

7 estrategias ganadoras para los emprendedores novatos

Dirigir un negocio es muy parecido a criar a un niño. Pones tu corazón y tu alma en ello, esperando ver el éxito y la felicidad en el otro extremo. Por cada triunfo y cada derrota, te lo tomas como algo personal.