© 2019 UniversoMLM

7 maneras de cambiar tus hábitos y dejar de procrastinar

Practicar algunos comportamientos simples puede hacerte más feliz y productivo.

0
7-maneras-de-cambiar-tus-habitos-y-dejar-de-procrastinar-1614641196

Antes de comenzar debo advertirte, no hay "soluciones mágicas" para cambiar tus hábitos. Cambiar el comportamiento es un trabajo duro, especialmente si estás tratando de romper el hábito de procrastinar. Pero si estás dispuesto a invertir en el trabajo, hay varias herramientas a tu disposición.

Primero, pensemos en la palabra "procrastinar". Para la mayoría de nosotros, tiene una connotación negativa: no estás haciendo lo que deberías estar haciendo. Puede ser fácil imaginar a nuestros padres usando la palabra, o un jefe o un asesor académico.

Sin embargo, podemos ver la palabra como una descripción del comportamiento: posponer algo que debes hacer. Puede haber muchas buenas razones para retrasar una tarea, incluido darnos más tiempo para tomar una decisión y la posibilidad de que el problema se resuelva por sí solo. Pero, si procrastinar o posponer una decisión o tarea, está afectando tu vida en cualquier aspecto. Es hora de cambiar tus hábitos.

¿Por qué posponemos las cosas?

Hay dos cosas que nos decimos a nosotros mismos que tienden a impulsar la procrastinación:

Va a ser un dolor

Si esperamos que una tarea sea desagradable, no es de extrañar que la pospongamos. Podríamos imaginar el tiempo que tomará, la dificultad de averiguar exactamente lo que tenemos que hacer, o tal vez simplemente preferimos seguir haciendo lo que sea que estemos haciendo. De alguna manera, creemos que seremos menos felices haciendo lo que estamos evitando.

Puede que no haga un buen trabajo

No hacer algo también significa no fallar nunca, y a nadie le gusta fallar. Si lo intentamos y no lo conseguimos, sacrificaremos el potencial que pensamos que podríamos haber tenido, como raspar un billete de lotería y descubrir que no ganamos. El miedo a hacer las cosas mal a menudo está relacionado con no saber exactamente cómo completar la tarea, como escribir un trabajo final o hacer nuestros impuestos (a diferencia de tareas más simples como limpiar la cocina). 

Puedes pensar en las tareas que estás posponiendo y ver cuál de estos factores (o ambos) se aplica. Probablemente notarás un denominador común: una sensación de incomodidad que surge cuando nos imaginamos haciendo la tarea.

7 estrategias para romper el hábito de procrastinar

Traza metas sencillas

Una tarea gigantesca puede resultar abrumadora debido a la cantidad de trabajo que implica y porque no estamos seguros de cómo llevarla a cabo. La primera parte de la tarea es hacer un plan sobre cómo hacerlo, porque es exponencialmente más fácil dar el primer paso cuando es modesto y está claramente definido.

Decide empezar

A menudo retrasamos el inicio de una tarea porque no sabemos exactamente cómo hacerlo. A veces me demoro en responder a un correo electrónico, por ejemplo, porque no estoy seguro de lo que debo decir.  Es posible que nunca comencemos si posponemos una tarea hasta que sepamos cómo hacerlo, pero generalmente podemos encontrar una manera de completarla una vez que decidamos comenzar.

Haz espacio

Piensa en las condiciones en las que trabaja mejor y luego intenta crear esas condiciones. Lo más probable es que esto incluya tener un espacio físico adecuado para trabajar, como un escritorio cómodo para leer. Probablemente también incluya la creación del espacio mental necesario eliminando distracciones innecesarias (notificaciones por correo electrónico, mensajes de texto, llamadas).

Configura alarmas y recordatorios

Cuando evitamos una tarea, es fácil olvidarnos de hacerla. Es mucho más probable que hagamos algo cuando hemos reservado un tiempo específico para hacerlo y lo hemos puesto en nuestro calendario con una alarma. Observa las pequeñas mentiras que nos dice el cerebro, como "Lo haré en cinco minutos", después de que suene una alarma. Trata de completar la tarea de inmediato; Si primero tienes que terminar algo más, asegúrate de configurar otra alarma para volver a ella.

Desarrolla la rendición de cuentas

Decirle al menos a una persona sobre nuestro plan para completar una tarea específica en una fecha determinada puede aumentar nuestras probabilidades de hacerlo, aunque solo sea para evitar la incomodidad de que nos pregunten por qué no lo hemos hecho. También podemos ser más responsables ante nosotros mismos escribiendo nuestros planes y marcando las cosas a medida que los completamos.

Recompénsate

Además de sentir la satisfacción de haber completado algo, también podemos motivarnos con pequeñas recompensas por cumplir una meta. Los detalles dependerán de la persona y pueden incluir bocadillos, entretenimiento o socialización. Ten cuidado de no elegir una recompensa con una alta probabilidad de distraerlo aún más (navegar por la web, jugar videojuegos). 

Practica la aceptación

Es difícil cambiar nuestros hábitos y aceptar que es un trabajo duro puede ser de gran ayuda para aumentar tu disposición a hacerlo. Recuerda por qué querías posponer menos las cosas y cuán incómodo estás dispuesto a estar a corto plazo para sentirte mejor a largo plazo.

A menudo no somos muy buenos para predecir lo que nos hará felices; por lo general, carecemos de la imaginación para saber qué tan satisfactorio se sentirá completar algo. Entonces, la próxima vez que termines una tarea, observa cómo se siente. 

También puede prestar atención a cuánto disfruta de sus actividades de ocio cuando no estás evitando algo en comparación a cuando está procrastinando. Al reforzar nuestra conciencia de las ventajas de completar una tarea, hacemos que sea más fácil seguir ocupándonos de las cosas.

¿Qué te ha parecido el artículo?

Me gustalike
Me encantalove
Me diviertehaha
Me asombrawow
Me entristecesad
Me enojaangry

0 Comentario

Síguenos en las Redes Sociales

También podría interesarte

Formación: Perfecciona tus habilidades de venta online con estos consejos

Perfecciona tus habilidades de venta online con estos consejos

Si bien puede compartir los mismos fundamentos que la venta tradicional, los matices de la venta virtual exigen un conjunto de habilidades diferente.
Formación: ¿Cómo pasar de ser un vendedor novato a uno experto?

¿Cómo pasar de ser un vendedor novato a uno experto?

Para dominar las ventas, necesitas superar los cinco miedos más grandes de un vendedor que recién comienza.