UniversoMLM, La voz digital del networker UniversoMLM, La voz digital del networker

La familia Trump se enfrenta a demanda colectiva por fraudes millonarios a inversionistas

la-familia-trump-se-enfrenta-a-demanda-colectiva-por-fraudes-millonarios-a-inversionistas
Foto: lefigaro.fr | El presidente Donald Trump y sus hijos Don.Jr., Eric e Ivanka representaron falsamente que ACN, una empresa de marketing multinivel
Dadier Padrón Alfonso
RedactorDadier Padrón

Desde que Donald Trump alcanzó la presidencia de los Estados Unidos de Amércia, se ha hecho habitual ver en las portadas de casi todos los medios de comunicación, alguna crítica o escándalo relacionado con su persona, familia o administración.

En el día de ayer, un nuevo escándalo relacionado con el origen de la fortuna de la familia Trump volvió a ensombrecer el ambiente, debido a que se ha presentado una demanda colectiva en Nueva York que argumenta que Donald Trump y sus tres hijos mayores usaron su apellido para atraer inversiones de personas de la clase trabajadora a esquemas fraudulentos que los estafaron.

Cuatro personas, cuyos nombres no fueron desvelados, presentaron dicha demanda en la que acusan al presidente Trump y a sus hijos Donald Jr, Eric e Ivanka de "defraudarlos deliberadamente" al representar falsamente a una empresa de marketing multinivel.

En la queja de 164 páginas que presentaron los demandantes en un tribunal del distrito de Nueva York, el grupo afirma que la familia Trump "ganó millones" al respaldar los programas de capacitación de la compañía ACN.

Los demandantes alegan que entre el 2005 y 2015, el presidente Trump declaró falsamente que su apoyo a la compañía se basaba en la debida diligencia apropiada y en la experiencia personal con el negocio de ACN y que mintió a los inversionistas diciendo que su respaldo "no era por dinero".

Sin embargo, la demanda establece que a cambio de "grandes pagos", la empresa Trump engañó a los posibles inversores al afirmar que tendrían una probabilidad razonable de éxito comercial si compraban sus servicios. Pero el grupo afirma que los Trump eran conscientes de que la mayoría de los consumidores realmente perderían todo el dinero que invirtieran en el programa de ACN.

Los cuatro demandantes, dos mujeres y dos hombres, se describen en la demanda como "estadounidenses de clase trabajadora" que participaron en el plan debido a los endosos fraudulentos de Trump.

El programa ofreció a los distribuidores independientes (IBO) la oportunidad de ganar dinero a través de comisiones en las ventas de productos y al reclutar a otros IBO.

Según los documentos, de 2013 a 2016, la tarifa de registro de ACN fue de $ 499 y la tarifa de renovación fue de $ 149. Los IBO también pagaron tarifas "sustanciales" para asistir a los eventos de ACN, muchos de los cuales presentaban a Trump como orador principal.

No obstante, la mayoría de los IBO tuvieron muy poco éxito financiero y una investigación realizada a ACN por parte del Comisionado de Valores y Seguros de Montana encontró que los costos asociados con las inversiones de los IBOs fueron diez veces más grandes que sus retornos, afirma la demanda.

Donald Trump había defendido él mismo a la compañía en sus discursos, videos y publicaciones, e incluso había presentado a ACN en el Celebrity Apprentice dos veces, según un artículo de 2015 de The Wall Street Journal

Una demandante, identificada como Jane Doe, afirma que invirtió en ACN después de escuchar a Trump promocionar a la compañía en el programa Celebrity Apprentice en 2014. "En los dos años que siguieron, Doe pagó miles de dólares en honorarios y gastos para asistir a los eventos de ACN en un esfuerzo por triunfar en el negocio. Pero en última instancia, tuvo un éxito muy limitado: ganó un solo cheque por $ 38", afirma la demanda.

En marzo de 2011, se emitieron dos episodios del concurso televisivo The Celebrity Apprentice donde dos equipos conformados por destacadas figuras del mundo del espectáculo compitieron para promover el revolucionario teléfono de video IRIS V, producto estrella por aquel entonces de la compañía de mercadeo multinivel, ACN. Ambos equipos tenía la misión de crear un video comercial de 30 segundos y presentarlo a 450 representantes de ventas de la compañía. Donald Trump se desempeñaba como jefe de campaña.

En ese mismo mes, mediante un comunicado de prensa (que ha sido retirado del sitio web de ACN y hemos podido rescatar por otra fuente), la compañía  proclamó el respaldo personal de Trump al Teléfono de video de ACN. En dicho comunicado Donald Trump es citado: "Creo que el Teléfono de Video ACN es increíble. Es conectar a las personas cara a cara sin importar dónde se encuentren. ¡Simplemente no puedo imaginarme a nadie usando este teléfono y no amándolo!".

Al final, el teléfono fue eclipsado por los teléfonos inteligentes y se consideró un fracaso comercial, según la demanda.

Más tarde, a través de los registros financieros, se reveló que Trump había recibido $ 450,000 dólares por cada una de las tres apariciones que realizó en los eventos de ACN entre mayo de 2014 y febrero de 2015. Sin embargo, Trump nunca reveló que se le estaba pagando para promocionar los productos de la compañía en cualquiera de estos eventos.

Donald Trump, que solo era un candidato presidencial en el momento en que se publicó el artículo del Wall Street Journal, le dijo a la agencia que era transparente en su papel con ACN y afirmó que no sabía nada sobre la compañía. "No estoy familiarizado con lo que hacen en ACN o cómo lo hacen, y lo dejo claro en mis discursos", se cita a Trump. 

Por su parte, ACN indicó que Trump fue un embajador remunerado de la empresa desde 2006 hasta el anuncio de su candidatura a la presidencia en 2015. La empresa también defendió un modelo que según ella otorga empleo a 18,6 millones de personas en Estados Unidos, y que facturó 35.000 millones de dólares en ventas anuales.

ACN, está dirigido por el presidente de la compañía, Greg Provenzano, el  cuál no ha sido mencionado en la demanda.

Otras demandas

Trump también es cuestionado por haber estado involucrado de 2009 a 2011 en la Trump Network, una empresa de marketing directo que vendía diversos productos que supuestamente mejoraban la salud de sus clientes, sobre todo vitaminas.

Se le reprocha haber presentado a la empresa como si le perteneciera, cuando solo estaba vinculado a ella a través de un acuerdo que permitía al grupo utilizar su nombre. Se desvinculó de ella en 2011, al constatar que las ventas caían.

El presidente también fue demandado ante la justicia por su gestión de la Trump University, un programa de formación. Acusado de marketing engañoso, concluyó un acuerdo amistoso con las víctimas y aceptó pagarles 25 millones de dólares en indemnizaciones.

¿Te ha gustado el artículo?

Agradece a Dadier Padrón Alfonso con

FuenteDaily Mail