UniversoMLM, La voz digital del networker UniversoMLM, La voz digital del networker

Revelar estas cosas puede poner en riesgo tu carrera profesional

poner-en-riesgo-tu-carrera-profesional
Foto: pixabay.com/es/users/StockSnap-894430/
Isván M. Cano Hidalgo
RedactorIsván M. Cano

Una confesión fuera de lugar puede poner tu carrera profesional en riesgo. Hay cosas que antes de divulgar en un ambiente laboral es mejor que lo pienses dos veces.

Compartir aspectos de la vida personal te permitirá conocer a otras personas. ¡Pero cuidado! Puede ir creciendo la confianza en la conversación y la línea es muy delgada entre lo que es adecuado contar para construir confianza y lo que es preferible guardarse.

Aquí te dejo una lista de cosas que comúnmente se dicen y terminan perjudicando las relaciones laborales y que puede servirte como guía.

Revelar cuánto dinero ganas

En el momento en el que tú revelas esto, automáticamente en la mente de la otra persona comienza un proceso de comparación. Y ahora, cada que vea tu trabajo lo va a estar evaluando con relación al ingreso que te genera. Podría despertar alguna sensación de “injusticia”.

Quejarte de tu empleo

Nadie quiere escuchar a un colega quejarse de su empleo. Si hay algo que no te gusta, esfuérzate por cambiarlo. Pero no vayas esparciendo lo mal que la estás pasando con las responsabilidades que te han asignado.

Los directivos de las empresas y los dueños de los negocios prefieren personal con una actitud entusiasta. Las personas que bajan el ánimo del equipo de trabajo son las primeras a las que se les va a buscar un reemplazo.

Anunciar que buscas otro empleo

Cuando tus colegas o tu jefe saben que en poco tiempo ya no vas a estar ahí, van a dejar de contar contigo desde antes. Lo más seguro es que comiencen a buscar a tu reemplazo. Y puedes quedarte fuera antes de que consigas otro empleo. Espera hasta que tengas algo seguro para anunciar tu salida.

Decir que alguien es incompetente

Si has identificado a alguien así en tu entorno de trabajo, lo mejor que puedes hacer es ayudarlo a mejorar. Si no hay respuesta y no está en tus manos el poder de despedirlo o asignarlo a otra área, ni modo. Habrás hecho todo lo que pudiste. Lo único de lo que te prevengo es de hablar mal de esa persona.

Señalar a alguien como inexperto podría volverse algo en tu propia contra. Los demás te verán como alguien inseguro. Parecerás alguien que necesita señalar a otros para confirmar que sus capacidades son mejores.

Mostrarte intolerante con creencias religiosas y políticas

Cada quien ha elegido las creencias y los ideales que serán el eje de su vida. Esto se ve reflejado en su personalidad, pero no necesariamente en su desempeño laboral. Puedes confrontar los valores fundamentales de alguien, pero si eres insistente y muestras una actitud intolerante, olvídate de que quieran volver a escucharte.

Una mirada de desaprobación hacia alguien que manifiesta convicciones distintas a las tuyas es muy insultante y agresiva. Si vas a hablar del tema, muéstrate dispuesto a escuchar al otro.

Hacer bromas ofensivas

Nunca sabes lo que hay detrás de cada persona. Algo que a ti te parece gracioso puede hacer sentir mal a otro. Es mal visto hacer bromas de alguien más, esté o no presente. Antes de hacer un comentario así, piensa si el contenido podría ser agresivo para alguien. Si lo es, no lo hagas.

¿Te ha gustado el artículo?

Agradece a Isván M. Cano Hidalgo con

FuenteBlog de Jürgen Klarić