UniversoMLM, La voz digital del networker UniversoMLM, La voz digital del networker

6 hábitos que te mantendrán sin distracciones en el trabajo

sin-distracciones-en-el-trabajo
Isván M. Cano Hidalgo
RedactorIsván M. Cano

Es imposible eliminar todas las distracciones en el trabajo, pero no se trata de eliminar tus descansos y pausas mientras laboras. Debes tener en cuenta que hay hábitos que incorporados al principio de tu rutina diaria, te ayudarán a recuperar más rápido tu enfoque en lo que realizas durante todo el día.

Caminar

No necesitas hacer una rutina de ejercicio pesado en la mañana. Si es con lo que tú te sientes bien, adelante. Pero considera el resto de las alternativas. El doctor canadiense Dani Gordon, experto en desempeño mental, asegura que “caminar ha sido subestimado”.

En realidad, es una actividad que te permite pensar y generar ideas. Es un momento en el que estás tranquilo, ideal para que tus ideas puedan comenzar a estructurarse. Así, cuando más tarde llegues a trabajar, estarás listo para enfocarte en las tareas, en vez de perder tiempo intentando organizar tus pensamientos y concentrarte.

Ordenar el lugar de trabajo

“Tu atención está programada para enfocarse en las novedades”, afirma Josh Davis, director del NeuroLeadership Institute (Instituto de NeuroLiderazgo). Si en el espacio donde trabajas hay algo que no estaba ahí antes, tu cerebro va a querer reconocerlo. Entonces te va a tentar para que descubras qué es. Y no te va a dejar en paz hasta que lo hagas.

Lo mismo pasa si tienes objetos que te recuerdan que tienes una tarea incompleta. Te pueden generar estrés y definitivamente vas a estar pensando en ello mientras intentas hacer algo más. Toma unos minutos para llevar a un lugar menos visible todo aquello que podría potencialmente ser un distractor.

Crear un hábito repetitivo

Piensa en algo que podrías realizar todos los días antes de trabajar. Que sea algo que requiera de tus más altos niveles de concentración.

Realizarlo va a entrenar a tu cerebro para enfocarse en una sola cosa a la vez. Y es un comportamiento que podrá repetir el resto del día.

Bañarse con agua fría

Para muchas personas el café es la solución. Es lo que las mantiene despiertas al inicio del día. Pero hay un riesgo: te altera o experimentas a las pocas horas un bajón de energía.

Bañarte con agua fría te va a despertar en un instante. Pone alerta todo tu sistema. Y sin los riesgos del café. Claro, deja a la mano tu ropa para vestirte pronto.

Elegir una tarea distinta para comenzar cada día

Crea tu propio antídoto para el aburrimiento. Cambia la prioridad de cada día. Así podrás iniciar cada mañana con una tarea distinta. Elige algo que has estado procrastinando.

Anotar las preocupaciones

Puede haber mañanas en las que despiertas con ansiedad, pensando en todo lo que tienes que hacer ese día. O arrastrando un problema del día anterior. Toma un cuaderno o abre tu bloc de notas. Escribe todo lo que te tiene tan angustiado.

Un estudio de la Universidad de Chicago descubrió que los estudiantes que hacían esto antes de sus exámenes habían mejorado un punto en sus calificaciones. Quieras o no, estos pensamientos consumen energía de tu cerebro, que necesitas para trabajar y resolver situaciones.

Ver esto por escrito libera espacio en tu mente. Además, te obligas a identificarlo con más claridad y buscar una solución. Así dejarás de pensar en los problemas obsesivamente y podrás enfocarte en lo que sí requiere tu atención.

¿Te ha gustado el artículo?

Agradece a Isván M. Cano Hidalgo con

FuenteBlog de Jürgen Klarić