Logo UniversoMLM

UniversoMLM

Noticias MLM

Volver

5 pasos para elegir la música adecuada de tu video corporativo

Cuando nos damos a la tarea de crear nuestro video corporativo, la música es un elemento imprescindible a la hora de ambientarlo. Llegado a este punto no debemos tomar a la ligera la música a elegir ni asumir que solo será material de relleno. Una melodía puede convertir un vídeo normal en uno épico, influyendo en gran medida en la venta del producto o servicio que se quiera ofrecer.

Sin embargo, de no acertar en la elección de la música para nuestro video conseguiremos el efecto contrario. Podríamos tener un video con una producción espectacular y convertirlo en un auténtico fracaso.

Para evitar que ocurra lo segundo, a continuación te mostramos algunos consejos que podrías tener en cuenta a la hora de elegir la música que va a ambientar tu video corporativo:

1 ¿Qué emociones y sensaciones quieres transmitir?

Al crear un video, uno de los objetivos es apelar a las emociones de los espectadores o, en este caso, potenciales clientes. Que vea el video, diga “ok” y lo cierre no nos ayudará en nada. Por el contrario, la música provoca emociones y reacciones y si conseguimos que combine a la perfección con el vídeo, lograremos que el efecto se duplique al igual que las posibilidades de venta.

2 Elige un toco adecuado

La melodía en su totalidad es importante. Pero hay que tener en cuenta los cambios de tono que se produzcan durante la misma. Estos deben adaptarse a las imágenes que va viendo el espectador ya que puedes transmitir sensaciones a través de estos cambios, haciéndole sentir distintas emociones a lo largo de la reproducción.

3 Selecciona cuidadosamente el género musical

Debemos elegir un género que encaje a la perfección con el vídeo. Por ejemplo, hoy en día está muy de moda el Drum and Bass y en muchos anuncios se puede escuchar este tipo de música ya que genera actividad, vitalidad, fuerza y hace que el espectador que no esté mirando se gire y mire hacia la pantalla.

Utiliza un género que encaje y que no rompa con los esquemas de tu vídeo. Es cierto, que a veces, podemos romper las reglas. Sin embargo, conseguir la calidad rompiendo implicará la realización de muchas pruebas.

4 No utilices música con baja calidad

Utilizar una música mal producida o con baja calidad no solo es un sin sentido, sino que echaría por tierra todo lo invertido en la producción del video. En tal caso es mejor no poner música. Como ya hemos mencionado, la música y el vídeo van de la mano. Por lo tanto, es necesaria una canción que no solo esté bien producida, sino que sea una buena canción. Investiga qué es lo que está de moda, busca el tipo de canciones que gustan a tu público objetivo y entonces podrás elegir una canción de calidad que pueda captar su atención.

5 El ritmo del video y de la música deben ir acompasados

Todas las canciones tienen su propio ritmo, tienen puntos en los que suben, otros en los que bajan y momentos en los que tienen cambios. Tanto la imagen como el audio deben estar unidos en una relación perfecta para que no parezcan descoordinados. La idea es que no parezca que la música está de relleno, sino que aporta un significado a lo que se está viendo. De esta forma, el espectador captará mejor lo que ve y lo recordará después.

Fuente: pepevarela
distrib-empr

Empresas de Network Marketing y Distribuidores Recomendados

Empresas Distribuidores