Logo UniversoMLM

UniversoMLM

Noticias MLM

Volver

Bruselas abrirá otro frente contra Google por su sistema Android

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager

Umlm|La Comisión Europea no lo confirma, el departamento de Competencia tampoco y en la empresa hay muchas dudas. Pero en Bruselas es muy difícil esconder ciertas cosas y desde el pasado fin de semana el ruido de fondo parece indicar que mañana miércoles la poderosa Margrethe Vestager podría anunciar cargos concretos contra Google por abuso de posición dominante.

Según Financial Times, la Comisión anunciará mañana un pliego de cargos contra el gigante estadounidense por obligar a las marcas que utilizan Android a incluir una serie de aplicaciones de serie de Google.

En realidad, hace justo un año, el 15 de abril de 2015, y tras un lustro entero de investigación, arrancada por su antecesor, Joaquín Almunia, Vestagher ya había anunciado un pliego de cargos contra Google por el uso del buscador, pero sólo para el caso de los servicios de comparación de compras. Un pequeño paso pero que suponía la primera sospecha en firme de comportamiento anticompetitivos.

Ese día, sin embargo, abría al mismo tiempo una "investigación formal en profundidad" tras recibir "dos quejas" para saber si "ciertas condiciones en los acuerdos de Google relacionados con el uso de Android chocan con las leyes antimonopolio de la UE".

En concreto, la investigación de los últimos 12 meses se centra en tres puntos. El primero, si "Google ha obstaculizado ilegalmente el desarrollo y el acceso al mercado de las aplicaciones móviles rivales o servicios por exigir o incentivar a los fabricasen de teléfonos inteligentes y tabletas para preinstalar exclusivamente aplicaciones propias o servicios de Google".

El segundo elemento es si de hecho, Google "ha impedido a los fabricantes de teléfonos inteligentes y tabletas que deseen instalar aplicaciones y servicios de Google en algunos de sus dispositivos Android desarrollar y comercializar versiones modificadas y potencialmente competidoras de Android (los llamados "Android forks") en otros dispositivos, obstaculizando de este modo de forma ilegal el desarrollo y el acceso al mercado de los sistemas operativos móviles rivales y de aplicaciones o servicios de telefonía móvil".

Por último, el equipo de Vestager lleva doce meses tratando de averiguar y confirmar si "Google ha obstaculizado ilegalmente el desarrollo y acceso al mercado de aplicaciones y servicios rivales mediante la vinculación de ciertas aplicaciones y servicios de Google distribuidos en los dispositivos Android con otras aplicaciones de Google, servicios y/o interfaces de programación de la propia empresa", haciéndolas indispensables.

Según todos los indicios, hay pruebas suficientes para este nuevo pliego de cargos, que supone el primer paso de un proceso que, en última instancia, podría llevar a imponer multas de hasta el 10% de la facturación de la empresa en el ejercicio anterior, lo que asciende a la friolera de 7.450 millones de dólares.

Un paso intermedio y menos agresivo sería que la UE forzara a la multinacional a revisar los contratos que firma con los fabricantes, impidiendo que exija esa instalación por defecto o que obstaculice la inclusión y desarrollo de opilaciones rivales. Ahora mismo más del 80% de los teléfonos inteligentes que hay en el mundo usa tecnología Android.

Los símiles son el Caso Microsoft son muchos. Aquel caso se cerró con una multa de más de 2.200 millones de euros, pero Android se ofrece gratis, a diferencia de lo que ocurría entonces. Google no gana dinero con ellos, sino a través de servicios digitales, como la publicidad desde sus buscadores o aplicaciones.

Los artículos 101 y 102 de los Tratados de la UE prohíben los comportamientos anticompetitivos y el abuso de posición dominante. Si se confirman los cargos Google tendrá tiempo para hacer alegaciones y presentar la documentación que se le exija. La legislación europea en asuntos de monopolio no fija un plazo máximo para la resolución de la investigación, por lo que podría prolongarse durante años, como ocurrió con la empresa de Bill Gates.

Igualmente, Vestager puede aprovechar la reunión del Colegio de Comisarios del miércoles para lanzar el caso, pero puede esperar a cualquier otra semana si considera que todavía es necesario recabar más información. Pero es cierto que en los últimos cinco días ha habido varias señales de movimiento. Desde una petición urgente de información a la empresa norteamericana a un párrafo de la política danesa durante un discurso en Holanda este lunes, en el que mostró en voz alta de nuevo su preocupación por el proceder de la firma.

Google se defiende diciendo que no hay nada malo en su actuación y que "cualquiera puede usar Android sin las aplicaciones de Google" y que "fabricantes y operadores deciden cómo hacerlo y son los clientes los que tienen la última palabra sobre qué aplicaciones usan en sus propios dispositivos".

Fuente: elmundo.es
distrib-empr

Empresas de Network Marketing y Distribuidores Recomendados

Empresas Distribuidores