Logo UniversoMLM

UniversoMLM

Noticias MLM

Volver

Conozca la Empresa y sus Distribuidores


"Los problemas legales entre Angélica y yo no suponen un riesgo para Omnilife"

 

El empresario mexicano Jorge Vergara

Umlm|La revista Forbes México realiza un artículo muy completo e interesante con entrevista incluida, a uno de los más prestigiosos empresarios mexicanos, Jorge Vergara,  que últimamente está en la palestra de los medios de comunicación, no por sus negocios si no por la “guerra legal” que mantiene por el dominio de su conglomerado sistema empresarial contra su todavía esposa Angélica Fuentes.

En esta entrevista Vergara, da un amplio repaso desde sus comienzos hasta la actualidad en sus negocios y vida y sostiene que Omnilife, empresa de Marketing Multinivel no corre riesgo alguno.

Artículo completo de la revista Forbes

El empresario dice que su fortuna está muy decaída. Sin embargo, descarta que el pleito que protagoniza con su esposa y socia, Angélica Fuentes, ponga en riesgo el imperio que fundó hace casi 24 años. El dueño del Club Deportivo Guadalajara habla, en entrevista, de sus inicios en los negocios, de la situación actual de su empresa y de sus planes de expansión global.

 Jorge Vergara asegura que ni su empresa Omnilife ni su equipo de futbol, las Chivas del Guadalajara están en riesgo por su rompimiento con la empresaria Angélica Fuentes y el pleito que protagonizan abiertamente desde marzo (de 2015).

“No es una cuestión de que la empresa tenga una carencia o un problema grave, es una cuestión de accionistas, que nace a través de una transferencia de acciones incorrecta, de parte de ella, y por supuesto de una de las empresas de las pequeñas, la de cosmética”, explica Vergara sin entrar en detalles porque, dice, sus asesores legales no le permiten hablar al respecto.

“Lo que sí puedo garantizar es que Grupo Omnilife no está en riesgo, en lo mínimo, con este pleito. ¿Cuánto durará? ¿Qué te puedo decir? Si le dices a los abogados, te dicen que va a durar como tres minutos; hay otros que te dicen que durará 10 años. En este país sabemos que es un proceso un poco lento.”

Jorge Vergara dice que hay tres áreas que encabeza y que son independientes: las Chivas, Omnilife y el negocio inmobiliario.

“El futbol no tiene nada que ver, no nos beneficia en nada a Omnilife, a final de cuentas. La marca, el estadio, no ha impactado seriamente. En los bienes raíces, que es JVC básicamente, vamos a empezar el desarrollo este año, así es que detonamos el proyecto a finales de este año. Va a impactar en la ciudad y en el negocio, pero en Omnilife no creo que impacte. Sí va a impactar en los distribuidores la parte inmobiliaria de construcción de edificios porque vamos a hacer crowdfinancing con ellos, obviamente es un proyecto muy interesante para beneficio de ellos. Pero no impacta en el negocio de Omnilife. Omnilife es un negocio muy sui generis: el crecimiento es orgánico, por eso no utilizamos publicidad. Si te fijas, prácticamente no usamos nada.”

Le recordamos que se habla de una inversión deAngélica Fuentes en sus negocios, una inyección de 200 millones de dólares. Su esposa dirigía las empresas desde 2008, eran socios y pareja, hasta hace unos meses, cuando rompieron y comenzaron a disputarse el control de todo.

“Déjame checar si puedo oficialmente decir la mínima cantidad que invirtió. Pero no tiene nada que ver con 200 millones de dólares. Le voy a preguntar a mis abogados si no tengo problema de comentar, pero nada que ver, no es verdad. Ojalá y hubiera invertido 200 millones de dólares.”

El empresario es esquivo cuando se le pregunta por el detonante del pleito. Habla de sus abogados y promete que nos pondrá en contacto con ellos. Sin embargo, luego de varios intentos por contactarlos en su oficina, nos informan que tampoco ellos pueden hablar al respecto. Angélica Fuentes tampoco estuvo disponible para entrevistas.

Al parecer, si alguien quiere saber qué está pasando con este desencuentro, debe acudir a las revistas de chismes para consultar las filtraciones de los abogados de cada bando que salen en forma de tinta sin voz ni rostro.

 “Gordo, quebrado y enfermo”

Jorge Vergara durante la entrevista

Jorge Vergara nos cita en un salón del Club de Industriales en la Ciudad de México, después de cancelar en varias ocasiones la entrevista, que ya estaba pactada en Guadalajara. Llega de corbata, algo raro en él. La acaba de comprar, pues no podía entrar sin una a este lugar.

“La historia de Omnilife comenzó por tres razones: porque estaba gordo, quebrado y enfermo”, recuerda Vergara. “Me independizo cuando me despiden de… Bueno, me independizan cuando me despiden de Grupo Alfa, en la crisis del 81-82, y me pongo a buscar trabajo y no encuentro. No era fácil en aquél tiempo con la crisis. Descubro que no era tan bueno como yo pensaba, yo creí que era de los buenos. En Casolar, yo trabajo para Casolar, en aquella época en que se hizo el desarrollo en Manzanillo, en Las Hadas, llegué a subdirector de Bienes Raíces en el centro y el sur del país, la mitad del país. (…) Cuando descubro que no era tan bueno como creía, también descubro que más valía depender de uno mismo que de una empresa o de una crisis para tener éxito hacia adelante.”

Puso su propio negocio con un amigo estadunidense, un empresario que vivía en Guadalajara que le dijo que debía buscar lo que le apasionaba, lo que le hubiera gustado ser. En aquél entonces le gustaba mucho cocinar. Por eso, puso una freidora de carnitas de cerdo, para surtir a los que venden tortas ahogadas.

“Yo supuse que si yo les entregaba la carne a domicilio era más eficiente que si ellos tenían que ir por ella a los mercados. Pongo la freidora y luego pongo un expendio de carnitas; yo no vendía tacos, vendía carnitas. Trabajo de 4 de la mañana a las 12 todos los días. Porque a las 4 hay que preparar la carne, para que esté lista para los borrachos en la madrugada”, recuerda.

Después se asoció para abrir un restaurante italiano y poco después lo vendió.

“Engordo y me enfermo, por trabajar de 4 de la mañana a 12 de la noche, por comer el mugrero que comía, por supuesto. Imagínate comer grasa de puerco todo el día y luego en la noche pasta, pues no era muy sano. Empiezo a investigar cómo estar sano y saludable, y ahí empieza la historia de mi incursión en Herbalife como distribuidor, cuando abre en México, por invitación de un amigo.

“Soy exitoso como distribuidor, me va bastante bien, me toca la decisión de abrir Francia, después España con ellos, y aprendo mucho. Después, regreso a México y les ayudo. Por coincidencia me voy al Paso, Texas; me convierto en uno de los tres mejores distribuidores de Herbalife. Pero llega un momento en que me cansa tomar tanta tableta, y unos amigos y yo nos juntamos y propusimos al dueño cambiar las fórmulas de nuestros productos. Nos dijo que estábamos locos, que eso no funcionaba. Que para qué cambiar las cosas que funcionaban. De ahí nos nace la idea de fundar Omnilife, que en ese entonces se llamaba Omnitrition.”

Su hobbie era cocinar, no era su pasión. Recuerda que cocinar carnitas no tiene nada de apasionante ni emocionante. “Es una friega de perro bailarín. Lo más difícil es lavar los cazos, más que cocinar. Ahí descubro que una cosa es el hobbie y otra la pasión. Mi pasión nace de estar sano y ayudar a la gente estar sana.”

 “Paciencia y salivita”

Jorge Vergara recuerda que el modelo de Omnilife fue pensado en los latinoamericanos, no en los estadunidenses, porque los sueños y las necesidades son diferentes. Aquí, dice, la gente no es emprendedora, por consiguiente, recibir los pagos cada mes era muy difícil. Optaron por pagar cada 15 días. Les enseñaron también a perseguir resultados, no dinero. Y a cubrir necesidades, no a comprar coches ni prendas costosas. México tiene necesidades, recuerda.

“Nos dedicamos a la base de la pirámide. Los multiniveles buscan siempre la clase media; nosotros siempre hemos buscado la clase más abajo, la de menos oportunidades, teniendo en cuenta que al final es la más trabajadora y con más necesidad de perseguir oportunidades como éstas.”

Dice que ahora es moda, pero cuando empezaron hace casi 24 años esto era algo poco atendido. La base de la pirámide era su objetivo. Hoy 30% de la gente que está en Omnilife no sabe leer ni escribir, y 11% son indígenas, tanto en México como en Sudamérica.

Forbes México (FM): Muchas personas dudan de sus ingresos, de la forma en que los genera, de su negocio. ¿De dónde viene su fortuna?

Jorge Vergara (JV): Para empezar, los millones de personas que tenemos, si los ves, te darás cuenta de que Omnilife sí existe. Dos, llevamos más de 450 auditorías, entonces creo que está clarísimo que existimos y que lo hacemos bien. Fortuna, pues tenía, ya no tengo mucha que digamos. Está muy decaída últimamente. Yo creo que cuesta mucho trabajo en este país pensar que sin influencias, sin contactos políticos o sin nexos equivocados, con la gente equivocada, voy a tener éxito. La verdad de las cosas es que ese escepticismo se traduce en que no te crean que lo que has hecho es verdad. Se me hace normal porque a final de cuentas muy pocos empresarios se han hecho en este país sin nada, sin nadie. Yo no pedí prestado, no me hicieron ningún favor. Inclusive por ahí algún secretario de Hacienda en alguna ocasión, en algún evento público en Guadalajara, declaró que estamos 100% limpios y obviamente a base de trabajo. Creo que está clarísimo. ¿De dónde demonios vamos a sacar la lana para comprar a Chivas, para hacer el estadio, para hacer los productos? Tenemos la planta más grande del mundo de productos nutricionales, exportamos a 30 países, incluyendo Estados Unidos. Es muy difícil pensar que esto es una falacia. Sin embargo, lo entiendo. Hay un banquero que alguna vez decía: “Busca en la basura sus productos para ver si es cierto que se venden… Los residuos de los productos. Que se den una vuelta a un evento en Guadalajara, de los que hacemos cada seis meses, donde llegan 20,000 personas y platican sus historias: es un representativo de lo que nos ha sucedido.

Dice que tienen alrededor de 3,600 empleados directos y unos 800,000 indirectos en México. Cada año, más o menos reclutan 450,000 nuevos vendedores de sus productos. Habla de millones de distribuidores en varios países. “El reto principal en una empresa de multidesarrollo es la permanencia, que la gente permanezca, ese es el gran reto, y lo tienes que lograr en los primeros tres meses. Que la gente aprenda y entienda, que se vea capaz de permanecer, que puede tener resultados. La gente milusos si no ve resultados rápidos es poco paciente. Y si algo yo predico es la paciencia, paciencia y salivita. Es bien importante para la gente entender que debes ser paciente para encontrar resultados. Primero, cubrir tus necesidades y, después, soñar para cubrir esos sueños poco a poco.”

“Sí soy un improvisado”

Jorge Vergara dice que somos una cultura del fracaso. “Estamos educados para fracasar, si tú te fijas, vas a la escuela y no estamos educados para ser empresarios ni para tener éxito; estamos educados para conformarte con un empleo y que más o menos sobrevivas, por ahí va.”

 FM: ¿Cuándo se da cuenta de que no había barreras?

JV: Desde chiquito, mi primer negocio lo empiezo a los ocho años. Me dedico a vender perritos. Yo tenía una perra y se me escapa, la embarazan y me prohíben tener los perritos en la casa. Entonces, los acabo vendiendo y dejaba que se escapara de vez en cuando para mi negocio de crianza de perritos, hasta que nació uno muy feo, con un pastor alemán, y era una coker. Hice muchos negocios de niño y de adolescente, y cada vez que intentaba algo, me decían que no lo hiciera porque iba a fracasar. Por ejemplo, me voy a estudiar inglés a Estados Unidos y comienzo un negocio de traducciones. Me decían: “Tú qué sabes de esto, vas a fracasar”. Cada vez que empezaba algo, alguien me decía que no porque iba a fracasar. Estamos educados para decir no. Por ejemplo, cuando empiezo el negocio de Omnilife, con mi familia, en una Navidad me dicen: “¿Con qué dinero vas a empezar?” Bueno, les dije: “Ya veré. Tengo que buscar la manera”. Les cuento toda la historia y por ahí me dicen: “¿Qué pasa si se te muere alguien?” Es decir, todavía no empezaba y ya me estaban matando a alguien. Le metemos miedo a la gente y le pavimentamos el entusiasmo.

 FM: ¿Qué le dice a los que creen que usted es un improvisado en los negocios?

JV: Que sí soy, la verdad. Cuando empecé en el cine, no sabía nada de cine; cuando empecé en el futbol, no sabía nada de futbol, tenía que aprender; cuando comencé en la nutrición, no sabía nada de nutrición y me puse a aprender. O sea que empiezo sin saber y, por supuesto, que voy aprendiendo. Lo que sí es que soy muy estudioso y muy aplicado cuando me pongo a hacer las cosas. Y soy muy constante. Por supuesto, no suelto hasta que lo logro. Si creen que soy un improvisado, pues sí. No estudié, si eso les sirve de consuelo o les da coraje, ése es su problema. Pero no estudié carrera y eso a veces a la gente le cuesta trabajo entender. Pero si tú analizas, la gente exitosa en Estados Unidos, la mayoría nunca estudiaron. Dejaron las carreras a medio camino. No sé por qué en México nos cuesta tanto trabajo aceptar esa parte”.

 Angélica, la universidad más cara

Jorge Vergara dice que comenzó su fortuna convenciendo a un científico de desarrollarle su primer producto, sin un quinto en el banco. Le pidió el producto y le ofreció pagarle regalías de por vida. Luego de un año de investigación, lo recibió y esa fue la fórmula inicial de sus negocios en Omnilife. Asegura que durante 16 años no sacó un quinto de la empresa, todo lo reinvertía. Dice que la reinversión hace que crezcas. “Yo no pretendía hacerme rico, ni mucho menos; pretendía tener éxito y poder tener dinero para compartir. Hay gente que se quiere hacer rica.”

 FM: ¿Cuándo se dio cuenta de que ya podía tomar un poquito de ese dinero?

JV: Yo no quise tomarlo, fue cuando entró Angélica, ella fue la que empezó a sacar utilidades. A mí no me interesaba. Hoy ya volvimos a la misma fórmula anterior: no tomar utilidades. Nuestra tirada es, bueno, yo abrí 20 países en 11 años, luego llegó Angélica y cerró cuatro países en seis años. O sea, dejamos de crecer. Los números no solamente se estancaron, no crecimos, se redujeron y se estancaron.

“Ahorita le estamos tirando a crecer, dependiendo de cada país. Por ejemplo, en Brasil, estamos creciendo este año casi 35%. Perú debe llegar este año a 140 millones de dólares, nada más Perú. Ha sido una gran sorpresa el resultado de Perú, pero ha sido un gran trabajo durante más de 15 años. Perú, Colombia, Ecuador, Brasil, países que están con dificultades.

“Por supuesto, está Argentina, donde estamos esperando que cambie el gobierno para lograr crecer, donde hemos crecido muy bien y la señora Kirchner se encargó de pavimentarnos el entusiasmo. Venezuela lo cerramos el año pasado, desde que vino “Inmaduro” y nos partió la madre a todos. Entonces tuvimos que cerrar y no pudimos sacar el dinero, tenemos dinero atrapado.

“Pero los demás países muy bien. En Estados Unidos vamos a crecer este año 36% más o menos, 38%, tenemos puro mercado hispanoparlante y empezamos este año con el mercado anglosajón, y está funcionando muy bien. Y vamos a abrir países nuevos como Nigeria, Sudáfrica, reabrimos India (lo cerró Angélica en su momento). Vamos a abrir China, se paró el proyecto en China, vamos a reabrir Rusia, que también estaba abierto y lo cerró. Vamos a crecer considerablemente, nuevamente, solamente Brasil debe vender para nosotros 2,000 millones de dólares. En total, estamos hablando de entre cuatro y seis mil millones de dólares, a mediano plazo.”

FM: ¿Ahorita cómo está?

JV: Ahorita estamos regular, decreció. Lo bueno es que estamos muy sólidos y lo mejor de todo es que a raíz de esta crisis, aprovechando la crisis, soy un creyente de que todas las crisis tienen una razón de ser, sirven para algo, y los distribuidores empezaron a reactivarse después de verme a mí activado, y estamos creciendo en México también, hablaremos de un 14 o 15% en México este año, lo cual es interesante. Los números, debemos andarle llegando este año, por lo menos, a 800 millones de dólares hacia arriba. Y los demás mercados que te estaba diciendo. Ese es el objetivo.

 FM: ¿Usted cuánto gana?

JV: No sé porque no recojo nada, nomás para mis gastos y se acabó. Honestamente te lo digo: no recojo ni utilidades ni un sueldo…

 FM: ¿Con qué paga entonces?

JV: Traigo tarjeta, nomás. Nomás traigo 200 pesos ahí en la bolsa. Hablo a mi casa porque luego no traigo efectivo; en este país todavía te piden efectivo en algunos lados a fuerzas.

FM: En México somos morbosos por la vida de los ricos y famosos. ¿Cómo cambió su vida al hacerse millonario?

JV: Esa no ha cambiado mucho. Cambió cuando llegó Angélica, pero la mía, en lo personal, cuando empecé, no cambió mucho. La verdad de las cosas tenía muy claro lo que tenía que perseguir, lo que sí cambió es cuando entré al futbol. Mi vida privada dejó de ser privada, se volvió pública. Obviamente afectó a los hijos, a la familia, tienes muchas afectaciones, pero a final de cuentas era un precio que estaba dispuesto a pagar.

FM: Mencionó a la señora Angélica… Estaba leyendo varias cosas en estos días. Nos cuenta qué paso.

JV: Ahí sí no te puedo comentar nada al respecto por consejo jurídico. De esto no puedo. Con mucho gusto les prometo que cuando tenga la libertad jurídica de hacerlo, de contarlo, con mucho gusto se los platico a ustedes con todo detalle. Lo que te puedo decir es que fueron seis años, siete años, de estancamiento, de no crecimiento, y que por supuesto le estamos dando la vuelta completamente ya. Estamos creciendo, la gente está muy prendida, estamos sacando nuevos productos, etcétera… Revolucionamos otra vez, vamos a revolucionar a Omnilife con la invención de nuevos productos que estoy trabajando en ellos.

FM: ¿No ponen en riesgo miles de familias con este problema legal?

JV: No. No hay ningún riesgo. Acuérdate que todo el pleito es a nivel de accionistas.

FM: ¿La empresa no está en riesgo?

JV: Cero riesgos. Los distribuidores saben muy bien que si me ayudan a crecer, vamos a consolidar más rápido y a terminar este problema lo más rápidamente posible.

FM: Parece una persona que escucha. Parece que se enamoró muchísimo. Imagino que por eso y por sus hijas, puede buscar un arreglo.

JV: Yo tengo muy claro que hay una parte que… yo lo veo como un pago costoso de una decisión muy difícil, en la universidad más cara que he tenido en la vida, y estoy dispuesto porque hay dos niñas de por medio. Obviamente, si no hubiera las niñas, sería otro ring al que me hubiera subido. Para mí, la importancia que tienen las niñas es lo más importante. Tengo seis hijos, y lo he vivido con los demás, es sumamente importante que tengan la oportunidad de crecer sanamente y tener éxito en la vida. No creo que haya dinero que pague, que valga la pena pelearse y estropearle la vida a unas niñas. Eso es clarísimo. Estoy dispuesto a negociar, tristemente ella no está dispuesta a negociar. Quiere todo. O sea, quiere lograr tener todo y no se puede. Yo lo que creo es que en el transcurso de las semanas que vienen van a suceder cosas jurídicamente que van a hacerla reflexionar.

FM: ¿Usted está comenzando otra vez?

JV: Sí, yo creo que sí. Retomando los negocios y retomando el crecimiento, hay una base importante.

FM: ¿Sí perdió como 4.000 millones de pesos?

JV: (Risas) Déjame que termine la auditoría para decirte cuánto costó la universidad, mi aprendizaje. Sabré exactamente cuánto costó. Sabré cuánto costó el aprendizaje.

FM: ¿Espera que esto se resuelva en términos amigables?

JV: Pues amigables ya está cabrón… No creo que quiera mi amistad por el resto de su vida. Es algo que tiene que entender: vamos a estar ligados el resto de la vida, le guste o no le guste, estamos ligados por las niñas el resto de la vida. Ojalá Dios la ilumine y entienda que más vale mal arreglarlos, que pelearnos poca madre los próximos 10 años.

 

Fuente: Forbes
logo-omnilife

Omnilife

Conoce la empresa y a sus Distribuidores Recomendados

La Empresa

Búsqueda personalizada Google
Publicidad
Publicidad
Publicidad