Logo UniversoMLM

UniversoMLM

Noticias MLM

Volver

10 maneras en las que las marcas están lastrando su presencia en Facebook

Facebook, una de las redes sociales más usadas para la promoción

Umlm|Las redes sociales se han convertido en una promesa de grandes éxitos y de lograr grandes fortunas. Las marcas las emplean para llegar a los consumidores y las convierten en el epicentro de su estrategia en internet. Y, entre ellas, Facebook es la que se lleva la palma en lo que a atención se refiere ya que es la que tiene un mayor número de usuarios y permite por tanto aspirar a llegar a audiencias mayores.Sin embargo, y aunque las empresas han empezado ya a comprender en masa el potencial de Facebook, no han comprendido igualmente en masa los riesgos de las redes sociales y el hecho de que en Facebook, como en todas partes, hay una etiqueta que se debe cumplir. Y por ello muchas siguen cometiendo errores de bulto que están haciendo que su estrategia en Facebook no esté dando los resultados que esperaban y que su inversión en la red social sea en realidad un despilfarro.

¿Cuáles son los errores que cometen las marcas? Hootsuite acaba de lanzar un análisis en el que destaca 10 y los 10 son bastante más comunes de lo que puede parecer a primera vista.

Publicar contenido completamente promocional

Es uno de los principales puntos en los que suelen pecar los responsables de estrategia en redes sociales de las empresas y es un pecado en el que además suelen caer muchos tipos de firmas. El punto de base que lleva a dejarse atrapar por este error es el hecho de que muchas compañías no han entendido aún que las redes sociales no son un espacio para los contenidos publicitarios del pasado (o en general que internet no funciona así). Los consumidores quieren establecer una conversación con la marca, no escuchar únicamente el canto de sus grandes bondades y de sus sublimes características. Llenar Facebook de únicamente contenidos promocionales es por lo tanto un error. Los consumidores no interactuarán con esos contenidos, no responderán a ellos y no los compartirán. Y eso si los contenidos realmente les llegan, porque Facebook penaliza directamente los contenidos promocionales y hace que estos no sean bien recibidos por el algoritmo que ordena su feed de noticias.

Publicar fabulosas fotos de Instagram...

El poder de seducción de Instagram es muy elevado. Las compañías lo han comprendido y lo han aceptado y por ello se han centrado en crear contenidos para esa red social en los que se prima el contenido visual (al fin y al cabo, Instagram es una red social de fotografías). Pero las fotos de Instagram también se pueden publicar en Facebook de forma directa, lo que implica que muchas marcas lo estén haciendo ya de forma automática. Y eso es un error. Porque por muy bonita que sea la foto de Instagram, por muy resultona que pueda parecer, los contenidos de una red social no tienen necesariamente que funcionar en otra, especialmente cuando no se da el contexto para que esto suceda.

Entrar en guerras con los comentaristas

Las marcas, en Facebook, tienen que tener un comportamiento digno de un maestro zen. Resulta difícil, ciertamente, y no parece muy fácil no dejarse arrastrar a vencer por la furia cuando se ven "ciertas" cosas y, por tanto, lanzarse a crear una respuesta acorde a los comentarios que dejan los consumidores. Esa estrategia es un error. Como recuerdan desde Hootsuite no se debe ni entrar en una guerra de comentarios ni tampoco en ningún tipo de intercambio negativo. Poco importa que sea un cliente descontento, la competencia o un troll quienes han iniciado el fuego.

Usar los temas del momento para atraer la atención del consumidor

Otro de los elementos en los que es muy fácil caer cuando se es una marca deseosa de conseguir la atención del consumidor es la de emplear los temas del momento para posicionarse en el feed de noticias del usuario. Pero aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid no siempre vale y no siempre es la estrategia más adecuada. Antes de sentarse a emplear las herramientas que indican los temas del momento y antes de emplear esos temas del momento como cebo, es necesario pensar si eso encaja con nuestra marca y, sobre todo, si esos temas merecen la pena.

Promocionar siempre los posts, pero no crear anuncios con una estrategia detrás

A la hora de anunciarse en Facebook, promocionar posts que se han publicado en el perfil de la página parece una de las formas más fáciles, más sencillas y que prácticamente garantiza resultados más rápidos cuando se piensa en llegar a los consumidores empleando estas vías. Facebook no para además de ofrecer este servicio. ¿Quieres que este post llegue a más gente?, pregunta, y darle al sí y dejar que la red social se encargue de todo el trabajo parece una de las opciones más rápidas y más sencillas que se puedan crear. Sin embargo, esa estrategia no es la más acertada ya que no funciona a largo o medio plazo. Puestos a emplear las herramientas publicitarias de Facebook es mejor apostar por una estrategia completa y por pensar realmente qué se quiere lograr y qué retorno tendrá esa inversión.

No hacer pruebas con los anuncios

Y puestos a hacer una estrategia publicitaria en Facebook y a invertir en anuncios, mejor hacerlo bien. Facebook permite hacer tests A/B con sus anuncios y descubrir así qué es lo que funciona mejor a la hora de llegar a las audiencias. Es una herramienta que permite, por tanto, probar dos tipos de anuncios y determinar cuál tiene los mejores resultados. No emplearlo es, en realidad, estar desperdiciando el dinero. De este modo se puede ver cómo se llega mejor a los consumidores, ya que no se debe olvidar que en Facebook existen muchas variables que pueden hacer que se vean peor o mejor los anuncios y que los consumidores respondan mejor o peor a ellos.

Actualizar de Pascuas a Ramos

Pero no solo hay que pensar en los modos de pago para llegar a la audiencia, sino que también hay que estudiar lo que se puede hacer de forma orgánica y sobre todo ser capaz de mantener una estrategia. En Facebook hay que publicar de forma regular, hay que mantener un cierto ritmo de publicación y sobre todo no hay que dejarse llevar por el pánico y dedicar millones de años al perfil. Esto es: las redes sociales son un universo que se mueve muy rápido y no se pueden perder horas pensando cada post en Facebook.

Recurrir a otros para publicar vídeos

Los vídeos son uno de los elementos que consiguen mejores ratios de engagement en Facebook pero también uno de los que hay que cuidar y en los que hay que trabajar de forma específica (y teniendo en cuenta las reglas que Facebook parece estar imponiendo). Así, seguir recurriendo a vídeos de YouTube y de otras fuentes externas a Facebook es un error ahora que Facebook tiene su propia plataforma de vídeo. Publicar un vídeo en YouTube y subir el link a Facebook ya no funciona. Ahora hay que hacerlo directamente en Facebook.

No explicar quién es uno

Este puede parecer un fallo de principiante, pero lo cierto es que es un fallo que comenten más empresas de las que deberían. No vale solo con crear un perfil en Facebook, también hay que hacerlo de una forma completa y que ayude al consumidor a tomar sus decisiones de compra y a encontrar información sobre la compañía. La parte del quién somos, la información de perfil que Facebook permite añadir, no es un capricho ni un recurso que únicamente "comerá" tiempo, sino la llave para que los consumidores sepan quién eres y también para accedan a más detalles sobre la marca. Así, no incluir información de contacto como puede ser la URL de la compañía, los horarios de apertura o el teléfono de contacto es un error.

Dar me gusta de forma irresponsable

Otro de los puntos en los que pueden caer los responsables de páginas de perfil es sentir que estos perfiles son una extensión de su propia persona y acumular, por tanto, me gustas de la página corporativa. Esto es, ir dando me gusta a toda cuanta página que le interese y a todo cuanto post le parezca relevante. Igual que a nadie se le ocurriría hacer un test de esos que tanto abundan en redes sociales desde el perfil de página, a nadie se le debería ocurrir ir dando me gusta sin freno. Los me gusta son una parte más de la identidad de la marca en internet y por ello deben ser igualmente cuidados.

 

distrib-empr

Empresas de Network Marketing y Distribuidores Recomendados

Empresas Distribuidores

Búsqueda personalizada Google
Publicidad
Publicidad
Publicidad