Logo UniversoMLM

UniversoMLM

Noticias MLM

Volver

¿Ha comenzado el ocaso de la edad dorada de Google y los buscadores?

Oficinas de Google

Umlm|¿Está empezando el declive de la estrella de Google? ¿Han comenzado los años menos gloriosos para el gigante de la Red y una de las grandes compañías que dominan el terreno? Cuando una compañía comienza a escalar posiciones de forma notable y a ocupar posiciones cada vez más dominantes en el mercado, muchos son los que comienzan a preguntarse cuando su hora gloriosa llegará a su fin. Eso ha ocurrido con Google prácticamente desde que la compañía se encaramó a las más altas posiciones en la red, aunque en los últimos tiempos más que teorías y análisis los expertos se apoyan en datos para señalar que el gigante de Internet puede estar a punto de enfrentarse a ciertos problemas.

Por un lado está el negocio de la publicidad en Internet, que es la principal fuente de ingresos de Google. La compañía está convirtiéndose en una de las grandes damnificadas de los movimientos tectónicos que están ocurriendo en la Red y el creciente auge de los adblockers (bloqueadores de publicidada) no sólo tiene un impacto dentro de las cuotas de negocio de los medios de comunicación que viven de la publicidad, sino que también afecta a las cifras de negocio de Google, que es quien sirve muchas veces la publicidad que se está bloqueando en esos medios.

Pero la publicidad de Google no sólo se está enfrentando a este creciente problema sino que en los últimos tiempos ha visto cómo los precios caían. El coste por clic de los anuncios de Google ha ido retrocediendo trimestre tras trimestre, en un mercado en el que los consumidores hacen menos clic en la publicidad en Internet y en el que los competidores están moviéndose hacia otros formatos de facturación.

Por otro lado, y quizás más preocupante para Google, su dominio en el terreno de las búsquedas no es tan incuestionable como lo era años atrás. Puede que en Europa sus cifras sigan siendo de impresión, pero sus cuotas de mercado no son tan elevadas en otros mercados.

Google se tiene que enfrentar en esta área a dos problemas bastante notables. Primero, en los últimos tiempos, ha visto como en el mercado de Estados Unidos las cuotas de mercado cambiaban ligeramente y sus competidores se beneficiaban del hecho de que Google ya no sea el buscador por defecto en algunos navegadores (como es el caso de Firefox).

¿Ha llegado el ocaso - general - de los buscadores?

Pero, además, y en segundo lugar, Google está viéndose afectado por un cambio en los gustos del mercado: Los buscadores podrían haber llegado al final de su era dorada, como apuntan en un análisis en Business Insider. Los buscadores nacieron en el mercado del escritorio y decididos a cubrir las necesidades que los usuarios tenían en este entorno, pero no funcionan exactamente igual de bien en el mercado móvil. Como explican, los consumidores no buscan tanto o igual en móvil como lo hacían en escritorio, ya que en el entorno móvil tienen ciertas apps que cubren las necesidades que en escritorio cubrían con una búsqueda en un buscador.

La teoría está además sustentada con datos. Según cifras de ZenithOptimedia y GlobalWebIndex, el uso de buscadores entre los internautas (globales) ha caído seis puntos porcentuales entre el primer trimestre de 2014, cuando un 55% de los consumidores los empleaban, y el primer trimestre de 2015, cuando lo hacía el 49%. Las cifras son además más sangrantes en los grupos demográficos más jóvenes: en la franja más joven de los millennials, esa en la que ya algunos meten parte dentro de la generación Z, los consumidores entre 16 y 24 años, la caída es de 10 puntos porcentuales (del 53 al 43%).

Las conclusiones de los expertos que presentaron estas cifras fueron las de que los usuarios móviles emplean apps por encima de todas las cosas (y recurren por tanto a ellas para resolver sus problemas), que el hecho de que las pantallas sean más pequeñas hace que escribir búsquedas largas sea menos confortable y además que los usuarios han cambiado el epicentro del dónde encuentran contenidos. Ahora echan mano de las redes sociales para descubrir nuevos contenidos, como demuestra el creciente peso de las redes sociales como fuente de tráfico.

Los competidores están haciendo daño

Y, finalmente, Google está encontrándose con cada vez una más encarnizada competencia en áreas en las que antes existía de forma casi exclusiva o sin rivales ´con sustancia´. Así, por ejemplo, Google está viendo como Facebook se convierte en un rival cada vez más serio en el terreno de la publicidad online para móvil (es el segundo gran jugador y crece muy rápido) y, sobre todo, en el mundo del vídeo. Facebook no ha desbancado a YouTube como el gran destino para encontrar vídeos, pero sí se está convirtiendo en un rival cada vez más molesto.

No es además el único. Los expertos no paran de señalar competidores. El último gran competidor que ha sido destacado sobre el resto es Amazon. Como apuntaba el experto - gurú Bill Gurley, Amazon se está convirtiendo en una amenaza bastante seria contra el dominio de Google. Amazon, con su Amazon Prime, habría conseguido darle la vuelta a la tortilla. Google, explicaba, había logrado posicionarse cómodamente poniéndose al principio del viaje de compra. Los consumidores usaban su buscador para encontrar las cosas que querían comprar y, desde Google, salían para cerrar la venta en otra firma. Sin embargo, Google lograba hacer negocio con sus anuncios.

Frente a ello Amazon habría logrado ya que ir directamente al final del proceso sea demasiado cómodo como para pasar por todo el sistema de búsqueda. Con su Amazon Prime habría conseguido asegurar que el envío va a ser cómodo, ha logrado además crear una herramienta potente y propia para encontrar los productos que se buscan y ha logrado generar una cierta fama de garantía en precio. Esto ha hecho que los consumidores se salten el proceso que antes empezaba en Google para ir directamente a ellos y ha conseguido, según el experto, eliminar a Google de todo el proceso. Google ya no es necesario, apunta, en el ecommerce.

Esto explica los últimos movimientos de Google, como su sistema de logística Google Express, que quiere recuperar a los consumidores que está perdiendo aunque el experto señala que el intento es "quijotesco" y que difícilmente logrará ofrecer a sus consumidores lo que ahora están encontrando en su competidor.

¿Está Google llamado a desaparecer?

Parece sin embargo difícil imaginarse un mundo en el que Google no exista aunque las posiciones de los expertos y los datos sí hacen fácil imaginar un mundo en el que Google tendrá que trabajar un poco más y esforzarse más para lograr mantenerse en esas posiciones destacadas. El buscador ha ido tomando ya algunas decisiones para reposicionarse en esos segmentos que los analistas han señalado como sus puntos débiles.

distrib-empr

Empresas de Network Marketing y Distribuidores Recomendados

Empresas Distribuidores