Logo UniversoMLM

UniversoMLM

Noticias MLM

Volver

Conozca la Empresa y sus Distribuidores


Gail Reynolds, la vendedora Avon que gana 170.000 libras semanales

Gail Reynolds, vendedora de Avon en Reino Unido

Umlm|El Network Marketing o Marketing Multinivel es un negocio que brinda oportunidades a todo tipo de personas, siempre y cuando sean constantes en el trabajo y sobre todo que hagan una labor en equipo. UniversoMLM quiere mostrar la historia de Gail Reynolds, un ditribuidora de Avon en Reino Unido que ha logrado grandes resultados a través de este sistema.

Pero ¿Cómo una señora de Avon puede ser capaz de ganar 170.000 libras en una semana trabajando 20 horas?. La respuesta de Reynolds es "con 2.500 miembros en mi equipo y un hombre muy especial Avon".Gail es madre de tres hijos a sus 43 años de edad y  dejó la escuela sin obtener una titulación. Sin embargo hace escasos días fue noticia por ganar más que el primer ministro británico. Pero ella no es únicamente la protagonista de esta historia, ya que su marido, Brian, trabaja a su lado consiguiendo aumentar su red de distribución Avon.

Normalmente las distribuidoras de Avon son las que vienen a tu casa, para presentarte sus productos, pero esta vez todo es distinto, somos nosotros los que pagamos por poder realizar una visita a la casa de una de las superestrellas del negocio.
Por el camino que conduce a su hogar, vislumbramos bellos y cuidados jardines y un reluciente vehículo Mercedes con matrícula personalizada.
Nos hacemos una pregunta ¿Qué tipo de señora Avon conduce un Mercedes, por amor de Dios?, pero enseguida obtenemos la respuesta, una millonaria (cuyo segundo coche es un Audi).

El encuentro esperado

Esta historia saltó a la luz, en diversos titulares de prensa informando que la señora Reynolds, había tenido unos ingresos de 170.000 libras trabajando 20 horas a la semana. Los titulares de prensa sorprendidos gritaban ¡eso es más que lo que gana el primer ministro¡ y por un trabajo que no implica la gestión del país o incluso la del Banco Mundial.
No, su trabajo no es para nada comparable con estos ejemplos, pero ella es una mera flogger de lápices labiales y baños de burbujas, pero con un volumen de negocio que ha alcanzado los 7,5 millones de libras.
Ya he llegado a su puerta y francamente no sólo estoy buscando una entrevista con Gail sino más bien una clase magistral, especialmente cuando ella me abre la puerta y me saluda calzada con zapatillas, lo cual me provoca una nueva pregunta , ¿170.000 libras al año, por un trabajo de 20 horas y me recibe en su casa con zapatillas?
Sin duda, la primera pregunta aquí tiene que ser: “¿Necesita un aprendiz?”
Por desgracia, parece que ya tiene uno. Mientras me hace pasar a su despacho (también conocido como salón de su casa), ella envía a su hija Libby a hacer café.
El mes que viene, cuando cumpla 18, Libby comenzará a trabajar como representante de Avon, a pesar de que tendrá que recorrer las calles y realizar visitas a los hogares porque ella "comenzará en la parte inferior", que implica ir mucho de puerta a puerta. Al igual que a muchos adolescentes, a Libby le gustan los zapatos caros - pero eso está bien, porque la mamá está bastante segura de que ella será capaz de pagar Manolos antes que la mayoría.
Gail dice: "Ella ha hecho un plan de negocios, lo elaboró todo. Considera que va a ganar 40.000 libras el primer año, aumentará hasta 100.000 libras esterlinas al año siguiente y 250.000 en el tercer año”.
¿Eh? ¿Qué viene después? Un jet privado para cuando tenga 25? “No, ella va a utilizar el dinero para abrir su propio negocio de cuidado de perros", dice Gail.
“No es un sueño, es un plan de negocios adecuado. He calculado las cifras con ella. Sabe lo que está haciendo. Ella ha crecido viéndonos a Brian y a mí. Sabe exactamente lo que es posible".
Oh, sí, Brian. Algo que no ha sido recibido con tanta conmoción durante estos días, en la cobertura de la noticia es que Gail no ha logrado su gran éxito Avon sin ayuda de nadie. Ella comenzó a vender productos de puerta en puerta, hace 13 años, pero transcurrido un año, su marido Brian - que había estado trabajando en un supermercado- dejó su trabajo y se unió a su equipo.
¿Dónde está Brian hoy? “Oh, él está trabajando. Hoy está en una reunión de capacitación. Él va por todo el país”. ¿Cuántas horas a la semana trabaja Brian, entonces? “Oh, es variable, pero ahora mismo está haciendo sobre 60 horas".

El Secreto sale a la luz

Brian y Gail, pareja Avon

¡Ajá! El centavo cae. El secreto de ser una señora de Avon con 170.000 libras al año, al parecer, es tener un caballero Avon que usted envía para hacer el trabajo duro.

Entonces, ¿pueden los hombres vender lápiz labial?
“Oh sí. Algunos de los mejores representantes de Avon son hombres. Me parece que los que suelen vender doble acristalamiento son los mejores. De todos modos, no se trata de la venta de productos - los productos de Avon se venden solos - Se trata de venderte a ti mismo”.
Hablo con Brian por teléfono. Dice que asumió, como muchos lo hacen, que su esposa iba a ganar dinero para los pequeños gastos del hogar cuando se inscribió en Avon. Sin embargo, cuando ella estaba ganando 1.000 libras al mes empezó a recapacitar.
"Recuerdo que pensé: si ella está haciendo esto a tiempo parcial, imagina lo que podríamos hacer juntos si yo renuncio a mi trabajo. Así que lo hice".
¿Conocía él lo básico sobre el maquillaje?
"No, absolutamente nada", admite. “Si alguien me preguntaba al respecto en la puerta, yo decía: déjeme llamar por teléfono a mi esposa".
¿Es él un experto ahora? "Bueno, yo no diría eso. Pero sí sabe la diferencia entre la máscara de pestañas y el delineador de ojos”.
Luego está el resto del equipo. Para aquellos de ustedes que estén deseando inscribirse como señoras de Avon con la esperanza de ser millonarias al instante, aquí hay algunas noticias decepcionantes: la asombrosa cantidad de 7,5 millones de libras del volumen de negocios se logró mediante el equipo de Gail, más que por ella misma.
Sus referidos - los soldados Avon de a pie que ella reclutó, teniendo una parte de sus ingresos (alrededor del 14 por ciento) – se enumeran con la asombrosa cifra de 2.500.
Si hay una respuesta sencilla a la pregunta de cómo una mujer vende tanto lápiz labial, es esta: no lo hace, pero ella está a cargo de una gran cantidad de mujeres (y hombres) que lo hacen.

Un pasado difícil

Aún así, se mire de la forma que se mire, Gail es un fenómeno. Hace apenas 15 años, ella era una madre soltera, después de haber tenido dos hijos con dos hombres, ninguno de los cuales ha estado mucho tiempo con ella.
Gail recibía una ayuda del Estado, vivía en un sótano en una zona tan conflictiva que “no podía salir después de las 6pm.No podía permitirse otra cosa", dice. “Hubo violaciones y asesinatos en mi calle. Recuerdo cuando una señora se me acercó para reclutarme para Avon. Ella me dijo que sólo tenía 15 minutos porque no quería estar caminando por la calle demasiado tarde. Yo dije: "Yo estoy terminando mi paseo"
"Estaba desesperada, preocupándome de donde vendría el próximo centavo. Tenía que ahorrar meses sólo para llevar a mi hijo mayor, Ashleigh, a un McDonalds. Recuerdo que pensé: no quiero vivir así. Yo no quiero esto para mis hijos”.
Avon cambió su vida y aunque suene un poco petulante, se puede comprobar el por qué.
Compró su primera casa, un modesto semiadosado en Weymouth, Dorset, en el año 2006 con los beneficios de la venta de lápiz labial. “Hice 7.000 libras en el primer año, 14.000 en el segundo y 31.000 libras en el tercero. La casa cuesta 135,000 libras. Era una casa pequeña - demasiado pequeña para nosotros en la actualidad, pero en ese momento era un palacio”.
Ahora, ella y Brian han alquilado una casa palaciega en su nativa de Midlands mientras esperan para comprar su segunda casa, de nuevo en Dorset.
"El sueño es poner una piscina en ella", dice. “He estado comprando un montón de revistas de hogar”. En la conversación con Gail, ella hace referencias a las vacaciones ganadas por conseguir objetivos de Avon. La compañía es famosa por los incentivos - vacaciones gratuitas e incluso coches - que ofrece a sus mejores vendedores.
Los coches de Gail y de Brian vinieron de Avon y esperan un tercer vehículo este año. El modelo dependerá de los objetivos de venta que cumplan. Por encima de su escritorio tiene un "tablero de motivación" con la palabra CREER en letras gigantes en la parte superior. Ella lo actualiza cada año, con metas para los 12 próximos meses.
Los críticos del modus operandi de Avon dicen que las mujeres como Gail se enriquecen a costa de las millones de señoras ordinarias de Avon en todo el mundo. Abundan las historias de aspirantes con los ojos abiertos que tienen para descargar las existencias no vendidas en las ventas de automóviles de arranque. ¿Por qué la historia de Gail es tan diferente?
Trabajé. Sudé tinta. Mi primera ganancia fue de 5 libras - y para eso dedicaba a este trabajo diez horas diarias. Yo no habría ganando al comienzo, en cualquier sitio, cerca del salario mínimo. No tenía sentido financiero. Las personas se dan por vencidas. Yo no lo hice”.
Sin embargo, todo es un poco más complicado que eso. Por el momento Gail se unió a Avon en 2003, tras haber hecho un curso de contabilidad y exámenes de contabilidad adoptadas.
Deprimentemente para aquellos de nosotros que queremos una vía rápida para ser millonarios, este no es uno.
Gail puede estar trabajando ahora un promedio de 20 horas a la semana, pero el relato de su historia pasando de la pobreza a la riqueza, incluye cuentos de envolver productos en horas intempestivas, portazos en la cara, caminar con dificultad hacia los clientes a través de la nieve y el sacrificio.
"Me perdí el 16 cumpleaños de mi hijo porque estaba trabajando. Perdí reuniones de padres. Decir que ha sido un éxito de la noche a la mañana, más bien no. Pero me ha dado la vida que nunca soñé tener”.
Así que, ¿cómo funciona? Por cada 100 libras de los productos que Gail vende, ella se queda con 25.
Pero es en el reclutamiento de otras damas de Avon (y señores) donde se ven los verdaderos beneficios, ya que ella recibe entre el 10 y el 14 por ciento de todo lo que su equipo hace.
Mientras ella y Brian hicieron 167.500 libras en el último ejercicio, Gail explica que al menos la mitad se reinvierte en el negocio para cubrir los gastos de viaje, publicidad y los incentivos para el personal (vacaciones, entradas para conciertos, comidas).

Responsabilidades con el Fisco

Gail Reynolds, una experimentada vendedora de Avon

En definitiva, estamos hablando de un ingreso familiar neto de menos de 80.000 libras - todavía están en el soporte de ricos, pero no estamos hablando de territorio Donald Trump.
“¿Hay montones en el banco? Oh Dios, no. ¡Me gustaría que hubiera!”, dice. "Hemos pasado de ser la clase de gente que tenía que tener cuidado con cada centavo a ser el tipo de gente que puede gastar 200 libras en Sainsbury sin ser paralizado por ella. Pero vamos de compras a Aldi y Lidl en su mayoría”.
¿Ropa de diseño? "Compré mi primer traje de diseñado recientemente”. ¿Prada?, ¿Gucci? “No, Ted Baker”.
Esa segunda casa puede ser el sueño de todos, pero ella admite que está siendo comprada con una hipoteca del 90 por ciento. También veo a una nota de post-it sobre la tabla de motivación en la que alguien ha garabateado: "Tenemos que encontrar 6.700 libras para el impuesto de timbre”.
“Teniendo en cuenta de dónde vengo, lo he hecho ", dice Gail. "Mis hijos tienen ahorros en el banco. Los dos mayores tienen un coche cada uno. Para mí eso es todo”.
¿Hay lecciones que aprender de Gail? Muy posiblemente, pero ella más bien parece estar huyendo con la idea de sí misma como un modelo a seguir para los demás. En los últimos años se ha establecido a sí misma como un gurú de los negocios y ha escrito un libro de motivación.
¿Qué persona le ha inspirado en los negocios? Ella cita Alan Sugar como su gran héroe.
"De hecho, me he aplicado dos veces para estar en The Apprentice, pero creo que soy demasiado vieja para ellos. Tengo más sentido común que la mayoría de ellos. A pesar de que no sería difícil”.
Así que, ¿cuál es la conclusión? Usted, evidentemente, no tiene que tener el dedo en el pulso de la actualidad para ser una empresaria exitosa. Pero tiene que trabajar muy duro. Ah, casarse con alguien que trabaje muy duro.
En el momento de terminar Brian todavía no está en casa. Lo que, en retrospectiva, tiene un montón de sentido.

logo-avon

Avon

Conoce la empresa y a sus Distribuidores Recomendados

La Empresa