Logo UniversoMLM

UniversoMLM

Noticias MLM

Volver

El individualismo forma parte del sistema.

...

Desde pequeños, en la escuela, la idea de valorar lo que hacemos (y poner notas) es el primer paso para ver cómo nuestra sociedad nos individualiza.

Así el hecho de examinar constantemente la capacidad de las personas y estudiar su progreso en la comunidad es algo que sirve (consciente o inconscientemente) para generar cierta segmentación, incluso para establecer una marginalidad ya entre semejantes.

Este proceso se desarrolla a lo largo de toda nuestra infancia y juventud, consiguiendo establecer  la  idea de responsabilidad propia y fomentar un comportamiento basado en relaciones que parten del individualismo como manera de proceder.

Ello no implica que existan grupos, pero son tratados igualmente como una individualidad.

Marcar la diferenciación importa, y mucho.

La consideración de llaneros solitarios con la necesidad de aprender a solventar los diferentes problemas que se nos van a plantear en la sociedad en la que estamos, es resumiendo, elegir la dirección que debemos tomar para poder ser productivos en nuestra sociedad, a esto se le llama trabajo.

"En la vida hay que prepararse... haber estudiado"... una manera de pensar muy extendida y que nos señala a edades tempranas lo que tenemos que hacer.

Pero en épocas de crisis, ¿De qué sirve haber estudiado? o mejor, ¿Cuánto han estudiado las personas que no están en crisis? ¿Estudiaron los que se forran con estas situaciones de desastre económico? ¿Estudiaron para conseguirlo? ¿Estudiaron para sacar provecho? ¿Estudiaron la manera en provocarlo?

Si ellos estudiaron... no tienen perdón.

Los humanos no somos nadie sin una comunidad, no nos gusta estar solos, es más, somos animales racionales que necesitamos de otros para caminar por la vida y sentirnos arropados, es cuestión de supervivencia.

Nuestra sociedad por otro lado genera el individualismo, y plantea la idea grupal principalmente asociada a la idea de familia, cada vez más en desuso, pues la cada vez mayor individualización  a través del  reforzamiento de nuestra identidad no suele promulgar el concepto cooperativo para el funcionamiento de la misma. Es más fácil uno a uno, que todos en grupo.

Es esa individualidad la que nos enseña, con el transcurso de los años a "defendernos" o a "enfrentarnos" a un mundo en el que hay que estar preparado para ser competitivo.

Desde temprana edad, en el colegio, se genera el miedo al  "suspenso", que es considerado como un fracaso. El castigo asociado o la marginalidad por la valoración que se hace sobre lo que sabes o tienes que conocer, nos pone etiquetas ya desde jóvenes. "El empollón", "el más tonto", el listo de clase...

"Es la competición lo que genera el avance" un paradigma del que todos podemos estar de acuerdo, y que en economía se trata de generar lo que se denomina "productividad". Esta valoración se mide comparando trabajos, y enfrentando resultados, valorandolos económicamente y de manera individual.

Por otro lado estaremos de acuerdo también con que la unión hace la fuerza

Con las crisis, las personas atendemos mucho mas a la colectividad, que es la mejor manera  de poder sobrevivir. El individualismo ante situaciones de riesgo, fracasa, no sabe diversificar.

Los grandes grupos generan con la unión (absorción de empresas) potenciar su poder de mercado y mediante los nuevos equipos de trabajo, consiguen ser más productivos (generalmente).

En las sociedades basadas en el capital, el individualismo goza de su máxima expresión con la existencia de la propiedad privada, así la fórmula cooperativa (funcionamiento en cooperación) es generalmente vista con mucho recelo.

Es evidente que cooperar y valorar numéricamente los aportes de cada participante no es sencillo si se trata de realizar diferentes trabajos. Además la desconfianza y el miedo asociados al resultado educacional no ayuda en nada a promulgar estos sistemas, a no ser que se enfoquen como equipos de trabajo a través de corporaciones (grandes empresas) donde existe una valoración inicial y final de sus componentes (individuales) y del grupo final (productividad).

Pero es mediante la cooperación  como realmente progresamos, pues ofrece la posibilidad de conocer y compartir y por tanto no perder tiempo en competir, conseguir generar confianza y discusión, procurar además establecer compromisos y definir ideas sin necesidad de establecer niveles, o ponerles puntuación, desde el sobresaliente hasta el deficiente o incluso muy deficiente.

Mediante la sociedad virtual gracias a internet conseguimos que las cosas puedan ir cambiando a pasos de gigante.

Ya hace años Microsoft buscaba a esos que suspendían en la escuela creando grupos de personas sin contaminarse de un aprendizaje previo y así ofrecer nuevas ideas con diferentes maneras de trabajar.

En la comunidad internauta son los hackers el mejor representante cooperativo, su labor en internet es digna de ser contemplada, y aplaudida. Ellos, como entendedores de una sociedad donde compartir es la clave, hacen uso de su conocimiento trasladándolo a los demás, frente a los mismos o desde ellos surgen los crackers... que es la versión individualista de aquella comunidad.

Gracias a Internet tenemos la posibilidad de ofrecer ideas y de compartirlas, de cooperar con las mismas y de formar los grupos para hacerlo, de elegir y de proponer, de asociarnos, de trabajar en equipos, de poder además generar riqueza mediante estas actitudes... de conocer y compartir... ahora con las redes sociales.

Los paradigmas creados para sociedades individualistas empiezan a resquebrajarse pues son muchos los que van "aprendiendo" a qué nos ha llevado el individualismo, es cuestión de ver a nuestro alrededor.

Por estas y otras razones fomentamos un marketing cooperativo, una manera de participar y generar grupo, un sistema que nos de pié a saber colaborar  y desarrollar ideas para ello.

Generar mercado, hacer marketing, es nuestra primera labor, ofreciendo conocimiento e ideas para llevarlo a cabo, y estableciendo valores que consigan equiparar trabajos diferentes con un objetivo común: sobrevivir.

Fuente: Proyecto Te Copio
distrib-empr

Empresas de Network Marketing y Distribuidores Recomendados

Empresas Distribuidores